GRAN CRUZADA DE FE

JUSTICIA DE LO ALTO

«Zelofehad no tuvo hijos sino hijas. Estas vinieron delante Eleazar y Josué y dijeron: Jehova mandó a Moisés que nos diese heredad entre nuestros hermanos. Y él les dio heredad entre los hermanos del padre de ellas, conforme al dicho de Jehova.» Josué 17: 3-4
¡ Qué difícil ser mujer en la época de Josué ! Aunado a los problemas propios de lucha y conquista de territorio, se suman luchas de género con mínimas conquistas. Las mujeres en la época de Josué son una minoría que no disfruta de derechos propios, están supeditadas a algún hombre de su familia, sea padre, hermano, marido o hijos. No pueden heredar ni tener bienes, ni aparecer en genealogías. Su valor es proporcional a su contribución reproductora y económica a la familia.
Pero Maala, Noa, Hogla, Milca y Tirsa corrieron con mejor suerte que sus congéneres. Estas 5 chicas son hijas de Zelofehad, quien a su vez es descendiente de Manasés. En la gran repartición de tierras,  estas mujeres se enfrentaron a Eleazar y a Josué con una petición bien inusual, diciendo que ellas merecen su lote de terreno, a pesar de no haber un hombre en su familia que las represente. ¡ Y lo hermoso es que Jehova se los concedió !
El Señor siempre hace justicia porque es un Dios justo. Él se crece en la adversidades y se muestra poderoso en las excepciones. La mujer tenia una vida difícil en ese tiempo, pero no por Dios sino por la acción del hombre. El señor vio su desamparo y decidió demostrarles que ellas podían ampararse en Él.
¿ Alguna vez te has sentido desamparado (a) ? ¿ Sientes que tu vida no tiene valor ? Haz como las hijas de Zelofehad y ven a Dios por amparo y justicia.
Señor, gracias por tu amparo.

1 comentario en “JUSTICIA DE LO ALTO”

Deja un comentario

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: