GRAN CRUZADA DE FE

INSEPARABLES

«¿Quién nos separará del amor de Cristo?… Romanos 8:35
Al intentar responder la pregunta que se expone en el verso, pienso en el juez que dicto la sentencia, en el medico que dio el diagnostico equivocado, en el verdugo que ejecuto el castigo, en el ladrón que se llevo el auto, en la madrastra despiadada, en la mujer que seduce cual serpiente, en la madre que aborto pudiendo dar a luz, en el maestro que castigo en vez de enseñar, en el padre que abuso en vez de proteger.
¿Quién de ellos a pesar de sus acciones, podrá separarnos del amor de Cristo? ¿Qué dolor, o qué pena puede ser mayor al sacrificio de Jesús en la Cruz? ¿Quién cargó sobre él todo el pecado, todo el dolor, todo el infortunio, para que nada ni nadie pueda desprendernos del amor de Dios que es en Cristo Jesús, Señor Nuestro?
Ciertamente, muchas son las aflicciones del justo, pero en todas ellas le guardará el Señor. Detrás del dolor, de la herida, de la perdida, del mal recuerdo, siempre habrá una muestra que dirá que el amor de Dios por nosotros es mayor que aquello que intentó hacernos creer que ya Dios no estaba cerca, queriéndonos convencer de que nos quedamos solos sin su amor.
Al volver a los pasillos de mi mente y recordar cierto instante de horror, encuentro en el Señor una eternidad de amor que me cubre y que me sana.
Señor, gracias porque nada ni nadie me podrá separar de tu amor.

1 comentario en “INSEPARABLES”

Deja un comentario

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: